22 abril 2010

El mal gusto ha muerto

Divertido post de Prospect Magazine que encontré traducido en Revista69:

Brian Eno sobre la muerte de lo “no cool”, es decir, de lo kitsch, lo camp, lo huachafo, lo chicha, lo cursi. Porque en la era del vale todo, todo vale:

“Es extraño recordar la época, no muy lejana, en que existían distintas tendencias estilísticas, tales como “el color de temporada” o “expresionismo abstracto” o “música psicodélica”. Parece que eso ya no nos hace gracia. Existen demasiados estilos transformándose con demasiada rapidez como para que alcancen el tipo de supremacía de antaño.

Por ejemplo, entren a una tienda de discos y observen las divisiones utilizadas para separar la música en diferentes categorías. Antes había algo así como una docena: rock, jazz, étnica y otras. Ahora hay casi tantas divisiones como discos existen, y siguen en aumento. La categoría con cuya creación algo tuve que ver –el ambient– se ha multiplicado en una diversidad de subcategorías bautizadas con nombres tales como “black ambient,” “ambient dub,” “ambient industrial,” “organic ambient” y veinte más la última vez que me fijé. Una ramificación similar ha estado ocurriendo en casi todo género musical vigente (excepto el “clásico” que sigue siendo, hasta ahora, simplemente “clásico”), y está pasando en la pintura, la escultura, el cine y la danza.



Estamos viviendo en un trópico estilístico. Hay toda una generación de personas capaces de acceder a casi cualquier cosa desde casi cualquier parte, y no tienen el mismo sentido estilístico localizado con el que creció mi generación.Todo está vivo, todo es “ahora” en un presente en permanente expansión, sea Hildegard o Bingen o un soundtrack de Bollywood. La idea de que algo no es cool porque es antiguo o extranjero ha sido descartada por la conciencia colectiva.


Creo que estas son buenas noticias. A medida que la gente se siente cada vez más cómoda modelando su cultura a partir de una rica variedad de fuentes, escogiendo todo lo que tenga sentido para ellos, se vuelve más natural hacer lo mismo con sus ideas sociales, políticas y otras culturales. El intercambio de arte es un precursor del intercambio de otras experiencias humanas, porque lo que es placentero en el arte se vuelve pensable en la vida.

1 Comentarios:

Anónimo dijo...

cool man

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...