10 enero 2007

La Verdad de la Milanesa

Hoy es un día de sol cualqiera y nuestro camaleón se mantiene sigiloso. Trato de encontrar en el camaleón la forma más cautelosa y sistemática de variar, esconderme o escapar. Tal vez si un individuo estuviera preparado para cambiar tan repentinamente de color de acuerdo a los hechos, sería mejor. "Cambiar de piel" no es algo prohibido.
Este reptil debe ser uno de los más fascinantes entre la mayoría de sus congéneres por su mantenimiento y su reproducción. El camaleón que más me impactó fue éste: Chamaeleo calyptratus, o Camaleón del Yemen. Además de su forma y color, me llamo la atención su carácter. Es fuerte.


Gustavo Cerati - Camaleón


Guardado en: Zeta y Otros Postres

0 Comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...