15 abril 2008

Rosalía, díselo pronto

Hay composiciones musicales que llegan a rozar el preconciente general de las personas. Composiciones que generan soniditos, como cajas musicales, que uno siempre se imaginó y tenía dentro de sí mismo. Son armonías que están hechas para ser un hit, o para no sonar jamás. Estos sonidos, compases, mezclas, remezclas, borradores, melodías, voces y tiempos están resumidos en la producción de la brasileña Rosalia de Souza junto al productor italiano Nicola Conte, Garota Moderna. Es uno de los tantos discos que merece ser prestado a un amigo con riesgo a no ser devuelto. En el proceso creativo, Rosalia omite errores no forzados y se blinda de caparazones que le permiten incursionar en un género (intento) aún desconocido en ella hasta que viajo a Europa. Garota Moderna, lanzado en el año 2003, mezcla tufillos de jazz-funk chispeante junto al mas atribulado de los bossa nova, para consolidarse como un ritmo alegre y sensual. Los tracks elegidos para el disco tienen un gran sentido aleatorio de la tristeza y la sofisticación que invita a ser uno de los mejores discos de la década en ese género. Recomendado totalmente.

10 abril 2008

Instrucciones para gritar por dentro

Hay cosas que a veces están dichas desde el comienzo: gritar por dentro produce algún grado de liberación relacionado a la soltura de aquellas sustancias en el organismo que, en deliberación con el individuo, no hace más que hacerte inmune a algunos males. Lo dije ayer mientras pensaba en elefantes reales blancos de Tailandia. Primero trataremos de darle rumbo a la respiración con la finalidad que el grito sea silencioso; tanto así que el aire formará una línea perpendicular entre la laringe y el orificio interno de las fosas nasales, para salir al mundo en forma de vapor de agua. Después, armonizaremos el cuerpo como quien maneja una bicicleta estacionaria en pleno pedaleaje de subida. Llevaremos las manos a los lados de la boca, pediremos permiso para gritar y sacaremos ese ruido seco y silencioso a través de la garganta. Emprenderemos un duro batallar para no fomentar ruido alguno, porque un grito a veces suele sacar aquellas emociones que escondemos o, en el peor de los casos, no sabemos que tenemos. Buena suerte.

Guardado en Ombliguismo


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...